Logo
Print this page

México, el país más peligroso de América para ejercer el periodismo: RSF

México, el país más peligroso de América para ejercer el periodismo: RSF

“Para las mujeres y los hombres de buena voluntad, comprometidos con las libertades adquiridas a lo largo de la historia, es urgente acabar con esta mecánica de miedo”: Christophe Deloire, secretario general de RSF.

 

 

México. La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) dio a conocer la clasificación mundial de la Libertad de Prensa 2019 en la que México no sale bien parado al ser considerado como el territorio más peligroso de América para la prensa, al situarse en la posición 144 de 180 países analizados.

 

En 2018, dice RSF, al menos 10 periodistas fueron asesinados y la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia ha “calmado un poco” las tensiones entre el gobierno y la prensa mexicana.

 

Si bien, a nivel global, RSF sitúa al país por debajo de naciones como Venezuela (148), Honduras (146) y Cuba (169), la organización también advierte que el territorio es actualmente el más letal para la prensa, por lo que lo posiciona como el más peligroso del continente.

 

Aclara que la violencia continúa y los asesinatos de periodistas permanecen en la impunidad, por lo que en marzo de 2019 RSF recurrió a la Corte Penal Internacional (CPI).

 

En su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, que cada año evalúa la situación del periodismo en 180 países y territorios, RSF revela la instauración de una mecánica de miedo muy perjudicial para el ejercicio del periodismo.

 

Explica que la hostilidad hacia los periodistas, e incluso el odio transmitido por dirigentes políticos en numerosos países, ha dado lugar a actos de violencia cada vez más graves y frecuentes, incrementado así los peligros que enfrenta la prensa y provocando un grado de miedo inédito en algunos lugares.

 

Christophe Deloire, secretario general de RSF, advirtió que en un ambiente donde los periodistas se vuelven víctimas expiatorias, los modelos democráticos están en gran peligro.

 

“Para las mujeres y los hombres de buena voluntad, comprometidos con las libertades adquiridas a lo largo de la historia, es urgente acabar con esta mecánica de miedo”, expresó.

 

Los resultados de la Clasificación ubican a Noruega en el primer lugar por tercer año consecutivo como el mejor país para ejercer el periodismo, mientras que Finlandia ocupa el segundo sitio, superando a los Países Bajos donde dos periodistas se encuentran bajo protección policíaca permanente, debido a sus investigaciones sobre crimen organizado.

 

En el tercer sitio se ubica Suecia, que descendió un sitio debido al recrudecimiento del ciberacoso, en tanto, Etiopía (110º) y Gambia (92º), pertenecientes al continente africano, registraron avances significativos al avanzar 40 y 30 posiciones, respectivamente, en la lista.

 

En contraparte, algunos regímenes autoritarios descendieron en la Clasificación, entre ellos, Venezuela (148º), donde los periodistas se enfrentan a las detenciones y los actos de violencia de las fuerzas del orden; y  Rusia (149º), pues valiéndose de detenciones, registros arbitrarios y leyes liberticidas, el gobierno incrementó las presiones que ejerce en los medios de comunicación independientes y su control de internet.

 

Por su parte, Vietnam  y China perdieron una posición y se ubicaron en los sitios 176 y 177, mientras que en el Cuerno de África, Eritrea continúa en el lugar 178, a pesar del acuerdo de paz que firmó con Etiopía, y Turkmenistán (180º) ocupa ahora el último lugar de la Clasificación, anteriormente destinado para Corea del Norte (179º).

 

De los 180 países enlistados, sólo 24% registra una situación “buena” o “más bien buena”, con dos puntos abajo respecto al año anterior de 26%, y la mayoría de ellos se ubica en una “situación problemática”, con 37%.

 

RSF señaló que uno de los países en esta situación es Estados Unidos (48º), con tres posiciones a la deriva y donde más allá de las agresiones verbales de Donald Trump contra la prensa se registra un clima “aún más hostil”.

 

Nunca, aseguró, los periodistas estadounidenses habían recibido tantas amenazas de muerte ni habían tenido que recurrir a empresas privadas para garantizar su seguridad.

 

La organización afirmó que en la actualidad, la aversión a los medios de comunicación es tanta, que un hombre disparó a los trabajadores de The Capital Gazette, de Annapolis, Maryland, y dejo sin vida a cinco de ellos.

 

Antes de cometer el crimen, recordó, el asesino había expresado abiertamente en las redes sociales su odio contra el diario local.

 

RSF subrayó que las amenazas, insultos y agresiones ahora forman parte de los “riesgos del oficio” periodístico en muchos países, como en el caso de India (140º), donde las campañas de ciberacoso son orientadas a las personas que critican la ideología del nacionalismo hindú y quienes son calificados de “antinacionalistas”. En 2018 el país registro el asesinato de seis periodistas.

 

En Latinoamérica, específicamente en Brasil (105º, -3), la prensa se convirtió en blanco de los partidarios de Jair Bolsonaro, desde la campaña electoral, tanto en el ámbito virtual como en el físico.

 

Asimismo, la organización que puntúa a los lugares más seguros para el ejercicio periodístico, dio a conocer que la zona con mayor registro de deterioro es América del Norte y del Sur, con +3,6%.

 

Lo anterior, expresó, no sólo se debe al pésimo desempeño de Estados Unidos, Brasil y Venezuela sino también a la situación de Nicaragua que perdió 24 lugares y se ubicó en la posición número 114º, uno de los descensos más significativos en 2019.

 

RSF explicó que los periodistas nicaragüenses que cubren las manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega –considerados opositores– son agredidos con frecuencia y muchos de ellos se han visto obligados a exiliarse para evitar ser acusados de terrorismo y encarcelados.

 

FUENTE: proceso.com.mx

PROPUESTA OAXACA

‘UN ICONO DE INFORMACIÓN’

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.