Logo
Print this page

“Procesión del Silencio”, fe y tradición que se vive en Oaxaca durante el Viernes Santo

Foto: Magdalena Ávila Foto: Magdalena Ávila Foto: Magdalena Ávila

Uno de los eventos más importantes de la Semana Santa en Oaxaca, es sin duda la “Procesión del Silencio” que se realiza desde hace más de 30 años cada Viernes Santo

 

 

México. Uno de los eventos católicos que se ha convertido en uno de los más importante durante la Semana Santa en Oaxaca, es sin duda la “Procesión del Silencio” que se realiza desde hace más de 30 años cada Viernes Santo.

 

Para el 19 de abril se tiene contemplado que esta actividad religiosa inicie frente al templo de la Sangre de Cristo en punto de las 18:00 horas, recorriendo aproximadamente durante tres horas las principales calles del Centro Histórico de la ciudad capital.

 

Los registros apuntan que la “Procesión del Silencio” en Oaxaca inició en 1986 cuando el párroco del templo de la Sangre de Cristo, Pedro Osorio, así como los oaxaqueños José Humberto Palancares, Ana Bravo Vasconcelos y don Carlos Ocampo Prieto, decidieron revivir una celebración que llevaban a cabo los dominicos para expresar el pésame a la virgen por la muerte de Jesús.

 

La fe de los fieles católicos, así como la admiración de quienes presencian y participan de este emblemático acto que se ha convertido también en uno de los principales atractivos de turismo religioso en la ciudad, se desborda en las calles del Centro Histórico de Oaxaca que se enmudecen ante el imponente sonido del tambor que marca el paso de la Hermandad de Estandartes y Relicarios del Santísimo Rosario y la Cruz de Caravaca, luego de que el Arzobispo de Antequera inicia con la oración y mensaje ceremonial.

 

Esta procesión evoca el recorrido de los seguidores de Jesús hacia su tumba luego de bajarlo de la cruz. En ese momento todo es dolor, todo es tristeza, todo es silencio, así como cae la tarde y una lúgubre luz agoniza para dar paso a la noche, se vive un ambiente de duelo tras la muerte y pasión de Jesucristo, estremeciendo con los sonidos de las cruces de madera que arrastran los penitentes con sus capuchas moradas.

 

Esto mientras se levantan las imágenes que han participado en la solemne procesión como son la de “Jesús en el Huerto”, “Señor de la Aprehensión”, “Las Lágrimas de San Pedro”, “El Divino Preso”, “El Justo Juez del Templo de Santo Tomás Xochimilco”, “Jesús Nazareno del Templo del Carmen Alto”, “El Señor de la Columna del Templo de Santo Domingo de Guzmán”, “El Señor de las Maravillas del Templo de la Defensa”.

 

De acuerdo a la tradición, también participan las imágenes del “Señor de las 3 Caídas del Templo de Santo Tomás Xochimilco”, “El Señor del Rayo de la Catedral de Oaxaca”; “San Juan Evangelista del Templo del Patrocinio”, “Nuestra Señora de los Dolores del Templo de la Preciosa Sangre de Cristo”; “El Señor de Esquipulas del Templo del Carmen Alto”; “La Preciosa Sangre de Cristo del Templo de la Preciosa Sangre de Cristo”; “Nuestra Señora de los Dolores del Templo de San Felipe Neri”; “El Santo Entierro del Templo de San Felipe Neri” y “Nuestra Señora de la Soledad del Templo de San Juan de Dios”.

 

 

Al finalizar la “Procesión del Silencio”, se lleva a cabo el Pésame a la Santísima Virgen de la Soledad alrededor de las 21:00 horas, como un acto de devoción de los feligreses que acuden a la Basílica para acompañar a la virgen con un sentido de condolencia.

 

Texto y foto: Magdalena Ávila/PO

PROPUESTA OAXACA

‘UN ICONO DE INFORMACIÓN’

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.