Best bookmaker bet365 Bonus

Menu
A+ A A-

No sólo hubo pacto entre el gobierno y Elba Esther…

A decir del dirigente del Partido Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, sus negociaciones con el PRI para sumarse a la candidatura presidencial de José Antonio Meade estaban muy adelantadas cuando se anunció el regreso de la maestra Elba Esther Gordillo a su casa. No obstante, fuentes cercanas al SNTE y al Panal afirman que esto último sí fue el pago del gobierno federal para asegurar los 500 mil votos del magisterio, pero advierten que el sindicato está dividido entre quienes se pliegan a las decisiones del Panal y quienes simpatizan con Andrés Manuel López Obrador

 

 

 

México, 27 diciembre 2017.- Elba Esther Gordillo estuvo en la cárcel cuatro años y 10 meses, acusada de defraudación fiscal, lavado de dinero y delincuencia organizada, y aunque Luis Castro Obregón –presidente del Partido Nueva Alianza (Panal)– dice que no hubo coincidencias, el mismo día que él firmó un acuerdo con el PRI para apoyar a José Antonio Meade, la maestra chiapaneca salió de prisión para seguir el juicio en su lujoso penthouse.

 

Según integrantes del magisterio nacional, para que Gordillo saliera de la cárcel hubo una negociación ardua en la que participaron los altos mandos del gobierno de Enrique Peña Nieto, integrantes del equipo del precandidato Meade y miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y del Panal afines a la maestra.

Según esta versión, en dichas negociaciones se estableció el compromiso de que el SNTE participaría en la campaña a través del Panal para promover el voto a favor de Meade, mientras que el día de los comicios los maestros representarían al PRI en todas las casillas electorales.

 

No obstante, en el SNTE hay divisiones internas, pues no todos los líderes de las 61 secciones que lo integran simpatizan con Meade: alrededor de 30 se inclinan más hacia la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

 

Integrantes del sindicato recuerdan que el yerno de la maestra Gordillo, Fernando González, y el exlíder del sindicato Rafael Ochoa, manifestaron su apoyo a Delfina Gómez Álvarez cuando fue candidata de Morena a gobernadora del Estado de México.

 

Negociaciones y negaciones

 

Días después del registro de la coalición entre PRI, PVEM y Panal, José Antonio Meade aseguró que no hubo negociación alguna ni coincidencia alguna entre ese hecho y la salida de la cárcel de Elba Esther Gordillo:

 

“Se siguió un proceso, se aplicó la ley y no tiene nada que ver con lo que estamos viviendo en lo político. No hay una vinculación entre el Panal y la exsecretaria general. Yo creo que son temas que se están viendo por separado, como debe ser”, sostuvo el precandidato al asistir al registro de Mikel Arriola Peñalosa como precandidato del PRI al gobierno de la Ciudad de México.

 

Entrevistado al respecto, Castro Obregón también rechazó que en las negociaciones con el PRI para integrar la coalición Ciudadano Meade por México se hubiera tratado el caso de Gordillo:

 

“Yo me enteré cuando, en una entrevista, el abogado (Marco Antonio del Toro) dijo que era una decisión que tomó el tribunal o el juez correspondiente desde noviembre y que el desistimiento de la PGR fue el 6 de diciembre.

 

“No tenía idea. Me enteré hasta el día siguiente de la firma del convenio. Lo firmamos y, cuando lo entregamos ante el INE, una reportera nos preguntó eso. Le dije que no era tema porque no sabía nada, hasta que en la madrugada vi la publicación. Del traslado a su casa me enteré por las redes sociales.”

 

Castro Obregón afirma que, en cambio, la negociación con el PRI empezó con el encuentro que tuvo con Meade el 7 de diciembre:

 

“La conclusión de la conversación fue que coincidía nuestra plataforma con los planteamientos del PRI, pero sobre todo en nuestra visión de que en 2018 se decidirá entre dos proyectos de Nación: la oportunidad de subirnos a un tren de alta velocidad, de desarrollo sustentable, con un México seguro, educado, que representa un proyecto liberal y democrático como es el de Meade, o subirnos a una locomotora de vapor que va en sentido contrario al de la historia, en un país donde lamentablemente ya no hay un tren de pasajeros.”

 

Argumenta que su partido decidió coligarse con el PRI por criterios técnicos de competitividad electoral: “Mientras otros partidos ven las coaliciones como espacios de representación solamente, nosotros los vemos además como oportunidades para los candidatos que van a hacer campaña turquesa, que es la del Panal”.

 

Antes, el Panal tuvo un acercamiento con el PRD, el PAN y Movimiento Ciudadano cuando apenas empezaban a integrar el Frente Ciudadano por México, que terminó por denominarse Al Frente por México.

 

A decir de Castro Obregón, desde las primeras conversaciones hubo problemas porque la dirigente del PRD, Alejandra Barrales, y el del PAN, Ricardo Anaya, no estaban seguros de mantenerse en sus cargos a causa de sus aspiraciones personales.

 

Además, una alianza de partidos con ideología tan disímbola generaba contradicciones y no había transparencia en el método de selección del candidato presidencial. “Ahí se dio la primera resistencia del PAN, porque ya se estaba gestando la candidatura de Ricardo Anaya”, señala.

 

También hubo problemas para concretar la alianza, porque Movimiento Ciudadano, de Dante Delgado Rannauro, rechazó integrar en el convenio la elección de los candidatos en Jalisco, su principal bastión y donde ese partido concentra 30% de su votación nacional.

 

“Si (MC) no metía en las negociaciones al estado de Jalisco, entonces Nueva Alianza representaba más votos (en el país). Por eso las posiciones que le estaban dando a MC tenían que reducirse a la mitad; MC se resistió a eso y cuando lo planteamos no contestaron. Ahí fue cuando ya no seguimos con el frente”, precisa Castro Obregón.

 

Al fracasar las conversaciones con el PRD, PAN y MC, dice, el Panal empezó a buscar candidato propio, incluida la posibilidad de repetir con Gabriel Quadri. Entonces se dio el encuentro con Meade y comenzó la negociación que de­sembocó en la firma del convenio, que entregaron al INE cinco minutos de que terminara el plazo legal para el registro de alianzas.

 

Por cierto, el nombre de Meade Ciudadano por México fue rechazado por el INE por considerar que es un mensaje propagandístico, por lo cual se pospuso el registro con la posibilidad de renombrarlo.

 

La preciada estructura electoral

 

Según Castro Obregón, el magisterio sigue teniendo la mejor estructura electoral, pero en esta ocasión, además de cubrir con sus representantes todas las casillas, darán un giro estratégico para obtener mejores resultados:

 

“La casilla es un lugar defensa del voto del ciudadano, pero si las otras coaliciones tienen delanteros y porteros, entonces nosotros vamos a enfocar en toda una fase que es el activismo del voto turquesa y en poner a representantes de casilla o regionales. Hoy son muchos, pero afortunadamente hay más de 150 mil para tener un representante en las mesas de casilla”, afirma el dirigente de Nueva Alianza.

 

Sin embargo precisa que, para su partido, una coalición implica más esfuerzo para demostrar identidad y conseguir más votos para mantener el registro: “Necesitamos lugares para ir solos y tener identidad y votos. Para nosotros es muy importante lo que queda fuera y dentro de la coalición. Fuera de la coalición federal dejamos estados como Jalisco, Veracruz, Ciudad de México y Puebla. Dentro quedó el Estado el México porque de ahí venimos”.

 

No obstante, integrantes del magisterio precisaron que en realidad las negociaciones iniciaron meses antes, entre el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, y el líder del SNTE, Juan Díaz.

 

“El problema es que Juan Díaz perdió mucho tiempo negociando con el dirigente del PRI. Eso provocó que se dividiera la dirigencia del SNTE y una parte se fuera con Nueva Alianza. Por eso Luis Castro se fue por la libre, molesto por lo poco que les daba el PRI en la negociación que estaba haciendo Juan Díaz.

 

“Entonces hubo reunión con secretarios del sindicato afines a la maestra y Luis Castro sin Juan Díaz; ahí le dieron todo el apoyo a la estructura del líder del Panal a cambio de que presionara a favor de la maestra”, explica un asesor del magisterio que pidió no publicar su nombre.

 

Considera que desde ese momento Díaz perdió el poder y el control del SNTE que había obtenido tras la detención de Gordillo, el 27 de febrero de 2013, en el aeropuerto de Toluca. Y advierte que, de los 61 líderes de las secciones sindicales, aproximadamente 30 no están convencidos de apoyar a Meade porque simpatizan más con López Obrador.

 

“Al parecer Meade no le genera muchas simpatías ni afinidades al grupo que no está con Díaz, y si ahora pactan con el gobierno, en el fondo pueden jugar en contra del PRI”, considera otro asesor que también pide reservar su identidad.

 

De acuerdo con los datos que el asesor obtuvo de varios líderes del SNTE, el cambio de régimen de detención para Gordillo fue una de las condiciones para que el SNTE apoyara al Panal en sus negociaciones con el PRI.

 

La fuente agrega que en esas negociaciones ya no participó Ochoa Reza, sino el exsecretario de Educación Pública Aurelio Nuño, ya como coordinador de la campaña de Meade, y detrás de ellos el canciller Luis Videgaray.

 

No obstante, considera que la maestra sigue siendo un rehén del gobierno de Enrique Peña Nieto y que no obtendrá su plena libertad sino en caso de que Meade resulte ganador.

 

Actualmente sólo el delito de delincuencia organizada sigue vigente en el juicio contra Gordillo, quien tenía derecho legal al arresto domiciliario desde el pasado 6 de febrero, cuando cumplió 70 años; pero se le negó en diversas ocasiones por considerar que podría escapar.

 

El asesor magisterial calcula que el pacto del Panal con el PRI es una muestra de la enorme fragilidad electoral del priismo y de Meade, pues la aportación de Nueva Alianza es apenas de 500 mil votos.

 

Sin embargo, apunta, en una elección muy cerrada, en la que un punto podrá definir el resultado, “no le quedó de otra que conseguir la alianza con el Panal  a pesar de que no piensan perdonar a Elba Esther Gordillo, porque la quieren tener de rehén para garantizar los votos”. Este reportaje se publicó el 24 de diciembre de 2017 en la edición 2147 de la revista Proceso. proceso.com.mx

 

PROPUESTA OAXACA

 

‘UN ÍCONO DE INFORMACIÓN’

Last modified onMiércoles, 27 Diciembre 2017 14:28

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

back to top

The Best bookmaker bet365