Best bookmaker bet365 Bonus

Menu
A+ A A-

Toledo apoya a damnificados del Istmo, Oaxaca, con venta de grabados

Las obras fueron trabajadas en el Taller de grabado de Fernando Sandoval, quien se sumó a la causa donando el papel y la impresión Las obras fueron trabajadas en el Taller de grabado de Fernando Sandoval, quien se sumó a la causa donando el papel y la impresión

Lo recaudado será para el Istmo

 

Oaxaca, México, 09 octubre 2017.- Dos ediciones de grabados de su autoría destinará el artista Francisco Toledo para continuar apoyando a los damnificados por los recientes sismos que afectaron, entre otras regiones, al Istmo de Tehuantepec. El 100 por ciento de lo recaudado por la venta de las obras será destinado a impulsar proyectos en la zona afectada.

 

Sobre el tema de los grabados, Toledo explicó que en su reciente columna T LEE, para la revista Proceso, abordó un juego que jugaba de niño con sus hermanos; éste es conocido en Juchitán como Chin tacamaya y consiste en que un niño se sube a la hamaca mientras que otros dos sujetan cada extremo y empiezan a zarandearlo hasta tirar al que está dentro de la hamaca.

 

“Cuando empecé a hacer una imagen sobre el temblor del 7 de septiembre en el Istmo de Tehuantepec, vino a mi mente este juego, porque es como si a Juchitán lo hubieran zarandeado jugando Chin tacamaya”.

 

En venta

 

Las obras están a la venta en las galerías: Quetzalli (Oaxaca), Juan Martín (Ciudad de México), López Quiroga y Galería de Arte Mexicano, así como las tiendas del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) o al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Así que el artista realizó un grabado sobre el temblor y explicó que “dos monstruos están destruyendo Juchitán, como si hubieran zarandeado la ciudad más de la cuenta y todo brincó”.

 

Mitología azteca

 

Toledo agregó que en la mitología azteca, Cipactli (en náhuatl: cipactli, "el lagarto negro") era el único ser marino que existía en aquel entonces, hasta que Quetzalcóatl lo mató para crear la tierra.

 

El grabador zapoteco comentó que se le ocurrió poner a dos lagartos para que representaran la tierra; “ellos están jugando Chin tacamaya con Juchitán y se ve cómo caen las casas y unos hombrecitos”.

 

Otra de las piezas es de hombres perro que están jugando Chin tacamaya, pero ya no hay nada dentro de las hamacas; en éste el techo se desploma, caen los morillos y las tejas.

 

La técnica de los grabados es punta seca, las medidas de la obra de los cocodrilos es de: 37.5 por 34 centímetros la imagen y 53.5 por 52 centímetros el papel; ésta tiene un costo de 27 mil pesos y el tiraje es de 50 piezas; la obra de los hombres perro mide 28 x 21.5 centímetros la imagen y 41 x 35.5 centímetros el papel, cuesta 16 mil pesos y el tiraje es de 30 unidades.

 

Las obras fueron trabajadas en el Taller de Grabado de Fernando Sandoval; el artista plástico agradeció al impresor, ya que se sumó a la causa donando el papel y la impresión.

 

Francisco Toledo dio a conocer que con las ganancias de los grabados impulsarán distintos proyectos en el Istmo de Tehuantepec; también aportarán para la reconstrucción de algunas viviendas. Carina Pérez/nvinoticias.com

 

PROPUESTA OAXACA

 

‘UN ÍCONO DE INFORMACIÓN’

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

back to top

The Best bookmaker bet365